Noticias

miércoles, 12 de septiembre de 2018
Semicrol lanza su segunda spin off dirigida al mercado de los dispositivos médicos móviles.
Semicrol ha lanzado su segunda spin off relacionada con el sector de los dispositivos médicos móviles. Se trata de Inpharamo: una compañía que introducirá en México wearebles innovadores que ya funcionan en otros lugares del mundo como Europa o Estados Unidos. La nueva empresa, participada al 50% por Semicrol, tiene como objetivo replicar en el país azteca modelo de éxito conseguido a través Alive Health Systems en España. Este lanzamiento refuerza la estrategia a medio plazo de la tecnológica cántabra que persigue mantenerse como referencia de empresa innovadora a medida que potencia su expansión internacional.

Logo InpharamoInpharamo nace de la excelente relación que existe entre Semicrol y la consultora de investigación Science Innovation México, que dirige el doctor Ricardo Márquez. Ambas firmas, que ya colaboraban en servicios como el manejo de datos en los ensayos clínicos, detectaron que una sinergia sostenida de capacidades, que aunase las fortalezas de los mexicanos en investigación, tanto clínica como científica, con las capacidades cántabras en la parte tecnológica. 

De este modo, nace Inpharamo, cuya propuesta de valor se dirige tanto a ofrecer soluciones conjuntas para el manejo de datos en la investigación clínica como a introducir en el país mexicano nuevos productos médicos móviles. En ese sentido, Semicrol deberá adaptar el modelo utilizado en Alive Health Systems: anterior spin off de Semicrol, en la que participa con Alivecor, para distribuir Kardia Mobile y Kardia Band en España. 

La principal diferencia radica en la homologación de los productos que se pretenden comercializar en México. Para llegar a la fase de venta, es necesario contar con la aprobación regulatoria de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). Inpharamo se ocupará de agilizar el proceso de registro que permitirá a productos innovadores llegar a un gran mercado potencial de más de 120 millones de habitantes. Una vez superado ese trámite, Inpharamo distribuirá los dispositivos en México a través de una completa red comercial que incluye tienda online, la industria farmacéutica y las farmacias comunitarias así como la fuerza de ventas propia  de la nueva compañía.

El primer producto con el que trabajara la nueva empresa es un otoscopio móvil y consiste en una cámara adherida al teléfono móvil que permite grabar vídeo y hacer fotografías del oído medio. Este dispositivo, de origen inglés y fabricado por Cupris Health, constituye un aliado perfecto para diagnosticar otitis y otras dolencias del oído, que son las principales causas de consulta pediátrica. 

Inpharamo espera ampliar su catálogo de dispositivos móviles en los próximos meses. De hecho, actualmente está negociando con entidades europeas, estadounidenses y canadienses para distribuir cuatro productos más antes de que concluya 2018.