Noticias

lunes, 26 de noviembre de 2018
Semicrol explora nuevas vías de colaboración internacional con una comitiva empresarial de Chihuahua

Establecer posibles sinergias de colaboración en proyectos relacionados con la investigación biomédica y fortalecer su red de contactos en México han sido los objetivos principales de Semicrol en su encuentro con una delegación de empresas procedentes de Chihuahua. Una comitiva empresarial procedente de este estado del noroeste del país azteca ha visitado esta tarde las instalaciones de la multinacional cántabra para conocer en profundidad el modelo de negocio y las principales fortalezas de la compañía tecnológica cántabra. 

Visita mexicoEsta visita de empresarios mexicanos está promovida por la Oficina de Proyectos Europeos del Gobierno de Cantabria para favorecer tanto el intercambio de mejores prácticas y conocimientos como para facilitar el acceso a nuevos mercados tanto a las empresas cántabras como a sus homólogas de Chihuahua. En este aspecto, para Semicrol resulta especialmente interesante la posibilidad de establecer una vía de colaboración con el Clúster Biomédico de la Frontera. Se trata de una agrupación integrada por empresas, instituciones y organismos públicos de las ciudades de Juárez (México), El Paso (Texas) y Tres Cruces (Nuevo México) y con las que Semicrol comparte nicho de negocio.

México fue el primer destino de Semicrol dentro de su política de internacionalización. La empresa escogió este país para comenzar su expansión internacional en 2012 por dos motivos fundamentales. Por un lado, Fundanet Suite es un software en español por lo que se facilita mucho la llegada a institutos de investigación hispanohablantes. Por el otro, países como México están consolidando sus centros e infraestructuras para poder desarrollar toda su política de Ciencia y Tecnología. Por tanto, se trata de un momento excelente para aprovechar ese nicho de mercado y estar con ellos desde el inicio del proceso. Actualmente, Semicrol dispone de una oficina propia en Ciudad de México, así como múltiples relaciones comerciales plenamente consolidadas con entidades mexicanas. 

Tras afianzar su posición en México, la empresa cántabra ha continuado su proceso de internacionalización atacando otros países de Latino América. Así, Semicrol también dispone de una oficina propia en Bogotá y varios contratos comerciales en países como Perú, Argentina y Brasil. A medio plazo, el proyecto internacionalización de Semicrol pasa por consolidarse en Latinoamérica como software de referencia para la gestión de la investigación. Una vez logrado ese objetivo, el siguiente gran reto será dar el salto al mercado estadounidense.